En llamas

De la naturaleza a la política, las cosas están que arden.

“Next step, la Casa Blanca. ¿No hay carro? Nos vamos en balsa!”

– Armando Christian Pérez, a.k.a. “Pitbull”


Como si la lista de preocupaciones no fuera suficientemente larga, ahora tengo que agregar la imposibilidad de ir a la playa de Half Moon Bay, mi favorita, y más cercana. D'accord – una pavada a comparación de otras preocupaciones, pero en época de pandemia la caminata por la playa se transformó en el pasatiempo mas saludable y seguro, también indispensable en estos días para mantener la salud mental. Es que, como resultado de los incendios nuestros de cada año (en realidad, la temporada se adelantó un poquito este año), han decido cerrar la playa para acomodar en la zona a evacuados y liberar los caminos para los vehículos de emergencia. Pareciera que las cosas ya se están normalizando, veremos si puedo meter las patas en el agua pronto.

El impacto de los incendios no se limita a eso. Aun cuando ocurren a decenas de kilómetros, el humo cubre el barrio y nos mantiene encerrados algunos días. Aún con purificadores de aire y toallas bajo puertas, el humo se filtra y le da el toque de ahumado a cualquier bocado que uno se prepara para la cena. Diez minutos afuera en un día sin viento y la garganta se seca. El auto, que descansa afuera, cubierto de cenizas.


No es Marte, es el sol. Desde el barrio se ven las montañas que acompañan la falla de San Andres y la costa del Océano Pacifico de Norte a Sur. Estos días, cubiertas de humo.


Los que esta semana estuvieron en llamas también son los Demócratas mas fervientes, que vieron a Donald hacer su convención Republicana (donde se lo nomina como candidato – no hubo internas o “primarias” esta vez) en la mismísima Casa Blanca! (algunas fotos acá). Por supuesto, entre otras tantas novedades que trajo a la política Americana, está la mezcla de lo oficial e institucional con lo politico partidario, algo que en America Latina vemos a menudo. Pero acá, es la primera vez en esta magnitud.

Como todo ciudadano responsable, ya me registré para votar en Noviembre, mandar a Donald a su casa y, si todo sale como uno espera, volver la política a la normalidad. Basta de “outsiders” por ahora. Necesitamos un poco de la política tradicional, con todo lo bueno y lo malo que tenga, pero que al menos respete un poco más a las instituciones y le dé a la palabra un poco de valor. Es hartante tener al país sumergido en la discusión de si dijo o no dijo, si hizo o no hizo, cuando hay innumerables pruebas irrefutables que demuestran inoperancia, corrupción, o, simplemente, completo desinterés por cosas de importancia estratégica para la nación. Aunque reconozco la importancia de controlar al gobernante, la prensa, creo, no debería entrar en ese juego de la verificación del relato – es un gasto de energías innecesario. Hubieran aprendido de la experiencia Argentina, que lleva al menos unos 10 años de ventaja en este tema de la “relatividad absoluta” (paradoja) y las realidades paralelas construidas por el discurso.


Que circo. Para irritar aún más a un país ya en llamas, Donald continúa su atropello a las instituciones y organiza su acto de campaña en la misma Casa Blanca. Ni hablar: mucho chamuyo y poco reconocimiento del desastre que su administración represento para el país en varios aspectos.

REGULATED: About 200 attendees were seated in rows. There were two large bottles of hand sanitizer and a military band playing 'Georgia' and 'God Bless America'

Aunque las encuestas no son definitivas, pareciera que hay una buena chance para el dúo Biden-Harris. La victoria no solo traería a la Casa Blanca un poco de normalidad (espero) sino también a la primera mujer vicepresidente y, potencialmente, a una representante de las minorías (ella se ha descrito inconsistentemente como negra y con ascendencia India, y pareciera que el tema no esta claro todavía). Excepto por las simpatías que pueda generar su pertenencia social, mucho no aportaría políticamente: es senadora por California, un estado que ya es por demás Demócrata. Pero considerando la edad de Biden, Kamala trae con sigo la posibilidad de llegar a ser la primera mujer presidente de EEUU. Que tul? En lo personal, tengo que confesar, su elección como candidato a Vice no me movió mucho el amperímetro. Los Latinos tendremos que esperar nuestro turno para tener un representante, quién dice que Pitbull no este anticipando el futuro.*

*En realidad, su canción se refiere a una visita a la Casa Blanca por invitación de Obama. Pero soñar no cuesta nada.

En el medio de tanto caos (a lo que se suman otra vez incidentes de violencia, protestas, etc. que no da para cubrir, seguramente habrán escuchado algo por allá) la cuadra permanece tranquila y prácticamente insonora, excepto por la ocasional ópera que escucha mi vecino jubilado Mark: mete apertura de garage, saca mesita y material de lectura y musicaliza la cuadra por un rato (días atrás me sorprendió escuchando a Gardel, imaginen la popularidad del Zorzal Criollo – mi vecino es Ruso!) El fin del verano anticipa ya más tranquilidad a medida que los días se acortan y vuelve el fresco. Todo apunta a unas semanas más de encierro hasta que las pandemias se calmen y, con suerte, se apaguen las llamas.

– Lucho


Tenía esta en archivo. Este año no hubo mucho festejo por el Día de la Independencia (4 de Julio) pero, aun en medio de la vorágine del día a día, el orgullo nacional no se pierde. El vecino de la esquina le mandó banderas y pintura al portón del garage como para que tenga.